<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12549213\x26blogName\x3dReviews+From+Hell!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://reviewsfromhell.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://reviewsfromhell.blogspot.com/\x26vt\x3d7711100799951172564', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

sábado, agosto 27, 2005

Comets On Fire - Blue Cathedral

Los sonidos del futuro, hoy

Comets On Fire - Blue Cathedral

Año de lanzamiento: 2004
Sello: Sub Pop

Tracklist:

01 - The Bee and the Cracking Egg
02 - Pussy Foot the Duke
03 - Whiskey River
04 - Organs
05 - The Antlers of the Midnight Sun
06 - Wild Whiskey
07 - Brotherhood of the Harvest
08 - Death Squad
09 - Blue Tomb

El surgimiento del stoner rock, hace unos años, hizo que mucha gente haga un saludable revisionismo sobre la década del 70, convirtiendo nuevamente en actual a mucha y muy buena música, y así ayudando a enriquecer el espectro del género. No bastaba solamente con copiar a Kyuss (banda pilar y obligatoria para quienes practican este estilo), sino que además se podía sumar muchísimos elementos propios de las bandas que editaron discos en esa época. Así es que, dentro del stoner, podemos encontrar muchísimas variantes: stoner rutero (con influencias del punk y de los temas más rápidos de Deep Purple), stoner/doom (con el primerísimo Black Sabbath -y el tema "Black Sabbath"- como referente), stoner más experimental (con el kraut rock de Can y Faust como inspiración), stoner psicodélico (usando a Pink Floyd como uno de los principales referentes), stoner con vetas de space rock (con la sabia guía de los discos de Hawkwind), etc.
Bien, Comets On Fire se podría encuadrar dentro del stoner rock, y a la vez, tranquilamente se los puede tildar de "banda de space rock". Hacen temas largos, con muchos solos, mucho ruido, mucho jam, y lo más importante, los "efectos espaciales", esos que tan bien aprovechó Hawkwind cuando grabaron clásicos absolutos como "Space Is Deep" o "Doremi Fasol Latido". Pero en vez de sonar como clones de Hawkwind, éstos hacen una especie de versión "renovada" del space rock, mucho más frenética, ruidosa y esquizofrénica que la original. Comets On Fire sería algo así como la versión enferma y acelerada de los veteranos space-rockers. Se podría decir que hay bastante de Sonic Youth, también, en cuanto a ruido, experimentación y energía se trata.
Empieza con "The Bee & The Crackin' Egg", una verdadera muestra de delirio y frenesí cósmico. Ruidoso, machacante, saturado de sonidos e información para nuestros oidos. "Pussy Footin' The Duke" empieza con unas líneas de piano que me hacen acordar a algún tema lento de Atomic Rooster o Uriah Heep, para después convertirse en un increíble bluesazo. Y "Whiskey River", casi 8 épicos minutos de desenfreno, con un alucinante aroma a zapada. Y esos son sólo los tres primeros temas, los cuales convertirían en muy buen disco a cualquier disco. Pero encima están los otros temas... "The Antler Of The Midnight Sun" es un sano ejercicio de enfermedad musical. Ruidos, acoples, saturación y un saxo demente que te retuerce la cabeza y te la exprime. Aplastante. "Organs" es un interesante interludio de teclado, saxo y una muy lejana percusión. "Death Squad" son 8:34 de experimentación, acoples, sonidos de otra galaxia, toques de jazz y toneladas de riffs. Y "Wild Whiskey" y sobre todo "Blue Tomb" (último tema, con el cual a uno le queda la sensación de haberse quedado suspendido en el aire) se suman a la onda de "Pussy Footin'...", verdaderas joyas de space-rock-blues.
Cabe destacar el trabajo del baterista (Utrillo Kushner), una máquina de hacer redobles y meter arreglos, y del saxofonista (Tim Daly, quien hace su debut en este disco), el elemento que cierra el círculo sonoro de Comets On Fire a la perfección.
Un disco para escuchar con todos los sentidos. Un clásico de nuestros tiempos.

10/10